Canciones del corazón mojado



Moria es una estudiante de secundaria a punto de graduarse del colegio que no tiene idea de lo que va a estudiar. Entonces aparece un fenómeno extraño en la ciudad que ocasiona la muerte de varias personas, casi al mismo tiempo que ella conoce a un chico que la quiere conquistar. ¿Podrá confiar en las palabras de un extraño? Trilogía: El Devorador de Almas Año: 2013 Género: Romance, sobrenatural, drama, suspenso Páginas: 200 Edad recomendada: 12+ Extracto: - Sonríes – observó Silver cuando nos separamos. - Tú me has hecho sonreír – afirmé. Involuntariamente volví a poner la mano sobre mi pecho. - ¿Te sigue doliendo? – inquirió intranquilo. Sonreí todavía más. - Ya no es dolor – confesé -. Mi corazón ha cambiado. Estando a tu lado, mi corazón se ha llenado. - ¿Cómo? – Silver sonrió ligeramente, sin comprender. - Antes… Desde siempre, mi corazón era muy obstinado. Ante alguna preocupación o algún malestar se hinchaba de vacío. Se llenaba con mis más absurdos temores y no me dejaba sentir otra cosa más que ese dolor. – Sentí nostalgia al pronunciar esas palabras -. Pero entonces llegaste, y me hablaste de enfrentarme a ese dolor, como nadie había hecho antes. Y por primera vez, sentí que mi corazón se liberaba de ese vacío, como si lo repeliera. Y no solo eso, sino que, con tus palabras, con tu presencia, se volvió a llenar. Se envolvió de ti. Reí ante la idea. Qué metáfora más absurda. Estaba comenzando a arrepentirme de haberlo dicho, cuando Silver me acarició la mejilla. - Ya entiendo – aseguró -. Tu corazón es una esponja. Absorbe todo a su alrededor, lo retiene con gran facilidad. “Una esponja”. - Creo que cuando se llena de vacío, como tú lo llamas, en realidad no está lleno, sino seco. Y un corazón seco puede ser un problema para alguien que está acostumbrada a absorber. Sobre la autora: Ana Triveño Gutiérrez es una escritora independiente que se dedica a escribir novelas de narrativa fantástica. Es conocida por iniciar su carrera literaria a sus 17 años. Nació el 11 de septiembre de 1991 en Cochabamba, Bolivia.